Para finales de 2012, varias organizaciones instaron al gobierno Filipino a aprobar el proyecto de ley de la Cámara sobre defensoras y defensores de derechos humanos 5379[1] introducida en octubre de 2011 ante la Cámara de Representantes en el Congreso[2]. Sin embargo, este llamado sigue sin respuesta. El proyecto de ley, que fue elaborado por las OSC locales de Karapatan (la alianza de organizaciones de derechos humanos) y Tannggol Bayl (defender a las mujeres), fue reintroducido (como proyecto de ley de la Cámara 1472) en julio de 2013[3]. No obstante, todavía no se ha organizado una audiencia del Congreso para debatir éste último.

Según representantes de Karapatan a quienes PI contactó, actualmente hay pocas esperanzas de que se aprueba esta ley, ya que tanto el Congreso filipino como el Ejecutivo se han visto implicados en  un escándalo sobre el uso indebido de recursos públicos para proyectos de desarrollo. Mientras tanto otras leyes relacionadas con los derechos humanos  no se han implementado con seriedad, a pesar del incremento de amenazas, criminalización e incluso asesinatos de DDH, sobre todo aquellas personas que defienden los derechos de los pueblos indígenas[4]. Esto se ha visto exacerbado por la inacción aparente de la Comisión Filipina de Derechos Humanos en relación con casos de abusos de derechos humanos[5].



[1] República Filipina. Cámara de Representantes. Ley de la Cámara 5379. En http://congress.gov.ph/download/basic_15/HB05379.pdf.

[2] Bulatlat.com. “Passing of Law Protection Human Rights Defenders Urged” (Es urgente aprobar una ley de protección de personas defensoras de derechos humanos). 13 de diciembre 2012.

[3] República Filipina. Cámara de Representantes. Ley de la Cámara 1472. En http://congress.gov.ph/download/basic_16/HB01472.pdf.

[4] Comunicación por correo electrónico de Protection International con representantes de Karapatan Alliance. 13 y 14 de agosto de 2014.

[5] Ibid.

 

***Esta información procede de nuestra publicación – FOCUS 2014.